Pumas finalizó una nueva jornada del Clausura 2023 con una victoria y en Cantera volvieron las sonrisas. El equipo demostró que, no solo es capaz de ponerse adelante en el marcador temprano, sino que también son capaces de volver a ponerse por delante pese a los intentos del rival. Pese a que los ojos estuvieron puestos en la delantera, el balance del equipo llegó desde el mediocampo.

Durante la última pretemporada, los aficionados universitarios han sido muy críticos con el cuerpo técnico y la directiva respecto a los refuerzos y la manera de armar el equipo. Aunque Rafael Puente apostó por los canteranos en el mediocampo, la solución a sus problemas llegó desde la experiencia de Jesús Molina e Higor Meritao, quien había sido el amo y señor del mismo durante el último año del ciclo de Andrés Lillini.

Aunque el entrenador les dio chances a Édgar Alaffita y Ulises Rivas, los centrocampistas no pudieron estar a la altura y dejaron en claro que hacía falta otra cosa en el medio. Es allí donde Molina y Meritao hicieron valer la gran capacidad de recuperación que tienen, así como también la visión para hacer jugar a sus compañeros.

Con la exhibición del domingo, quedó claro que ambos saben cumplir con su labor y que no solo son capaces de aportar en la ofensiva, sino que pueden ayudar en la fase defensiva, que ha sido otro de los puntos más flojos de Pumas durante el último tiempo. ¿Se mantendrá la dupla Molina-Meritao?

¿Te gustó nuestra nota? ¿Hiciste corajes? ¡Alza la voz y exprésate! Ahora, Dale Azul y Oro te permite interactuar con nuestro contenido.  A través de Viafoura puedes comentarnos lo que quieras a través de Google, Facebook o tu correo. Una experiencia completa, ordenada y adecuada a tus intereses. ¡Pruébala!