A pesar de que Pumas Tabasco no consiguió el gran objetivo de la campaña, que era terminar entre los primeros cuatro equipos de la tabla de posiciones para clasificar a la Liguilla de la Liga de Expansión MX de manera directa, sumó una buena cantidad de puntos y es uno de los mejores calificados del repechaje.

Si bien todavía no conoce su posición final ni su rival (puede descender a la sexta ubicación si Leones Negros consigue al menos un punto frente a Tepatitlán de Morelos), ya tiene la confirmación de que disputará la respesca en condición de local. El cruce será a partido único y habrá penales en caso de igualdad en el resultado de los 90 minutos.

El formato de la competición, que es el mismo que el de la Liga MX, premia con la localía en la reclasificación a los equipos que terminaron la fase regular entre el quinto y el octavo lugar. Sin embargo, esta situación no sería beneficiosa para Los del Pedregal, dado que a lo largo del certamen demostraron una mejor actuación en condición de visitante.

Los dirigidos por Alejandro Pérez no ganaron ninguno de sus siete encuentros disputados en el Estadio Olímpico de Villahermosa. Allí cosecharon cinco empates y dos caídas. Por el otro lado, sus cinco triunfos en el torneo fueron logrados como visitante, lo que les sirvió para sumar más unidades (el torneo otorga cuatro puntos a cada triunfo en esa condición).

Su adversario en la repesca

A falta de que se jueguen dos encuentros en la última fecha para completar el calendario de la Liga de Expansión, a Pumas Tabasco solo le queda esperar por su rival. Dependiendo de su posición final, jugará frente a Tlaxcala o Correcaminos.