A Pumas se le criticó mucho por el hecho de vender a sus figuras o referentes. Y no es algo de las últimas fechas, ya que desde siempre se deben desprender de sus mejores elementos en pleno apogeo. El caso de Erik Lira y Johan Vásquez es diferente, ya que uno emigró a Europa y otro se fue a un rival directo del balompié nacional para los universitarios, el Cruz Azul. 

Sin embargo, la directiva de Pumas atinó con sus dos ventas. Aunque se les criticó en exceso, aún conservan cierto porcentaje de la carta de ambos jugadores, por lo que se verían económicamente beneficiados en caso de que exista una futura venta por parte del Genoa o los cementeros. Ambos jugadores están en edad para poder pensar que existe la posibilidad de volver a ser vendidos dentro de su mercado local o al extranjero. 

En el caso del mediocampista Lira, lo que se quedó Pumas fue del 20%, mientras que en el caso de Johan Vásquez, fijaron un precio para la compra obligatoria además de retener el 50% de sus derechos federativos. Incluso, el central ya despertó interés en algunos equipos de Europa luego de ganarse la titularidad con el Genoa, equipo que apenas encontró su segunda victoria este fin de semana y se encuentra en posiciones de descenso. 

Escuchan ofertas

Como dijo Rodrigo Ares de Parga, ex presidente del Club Universidad, "la casa siempre está en venta". Aunque el directivo dejó su puesto, la realidad de la institución los lleva a escuchar cualquier oferta siempre y cuando les convenga a ellos y al futbolista. Por lo mismo, cada mercado es incierto para sus mayores figuras. De ahí la salida de Erik Lira el mercado de fichajes pasado, justo cuando nadie se lo esperaba. 

¿Te gustó nuestra nota? ¿Hiciste corajes? ¡Alza la voz y exprésate! Ahora, Dale Azul y Oro te permite interactuar con nuestro contenido. A través de Viafoura puedes comentarnos lo que quieras a través de Google, Facebook o tu correo. Una experiencia completa, ordenada y adecuada a tus intereses. ¡Pruébala!