El momento que vive Pumas incomoda a más de uno. No a todas las personas les gusta ver triunfar a un equipo que no gasta mucho, que no ficha a figuras y que se apoya mucho en sus fuerzas básicas. Luego de conseguir la clasificación al repechaje con una de las nóminas más bajas de la Liga MX, Andrés Lillini, estratega del equipo, le mandó mensaje a ciertos comunicadores que se dedican a generar odio y violencia al hablar en contra de su equipo. 

"Nunca me dedico a contestarle a la gente que de mala fe incentiva hasta la violencia en Twitter. No le doy crédito a cualquiera que quiera difamar eso. Viven de eso. Uno es respetuoso. Hay que ser educados ante todo. A esa gente que quiere que nos vaya mal, que vive de las payasadas, no me sirve para nada. Lo tomamos como fuerza para contrarrestar momentos difíciles. Nos dedicamos a trabajar para las personas que quieren que nos vaya bien. Vivir con veneno no es conveniente", dijo.

En el asepcto anímico, el técnico argentino no logró ocultar su sentir por salir victorioso en un encuentro en el que todos lo daban por muerto. Sin embargo, reconoció que ahora les toca cambiar el chip para poder pensar en la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, partido que es el más importante de la última década para la institución. 

"Feliz por el grupo. No hemos logrado el obejtivo que es la Liguilla. Sabíamos que era un partido definitorio, como tantos que ya me tocaron. Tuve que hacer cambios. Freire tiene una lumbalgia que no lo dejaba entrenar en la semana. Velarde venía jugando muchos partidos y opté por Oliver Pérez. Lo mismo con los demás. Lo más importante es que jugamos con chicos de fueras básicas. Eso me llena de orgullo. Nos animamos a ponerlos en partidos importantes. Cuando hablaba de consolidación, es esto. Nos da un impulso anímico importante para la final de Concachampions", comentó. 

Hay cansancio

Por otro lado, Andrés Lillini reconoció que sus jugadores finalizaron el encuentro cansados, aunque no le prestó mucha atención al tema. Bajo su filosodía, cuando las piernas ya no responden, es el corazón, amor propio y las ganas de triunfas los elementos que los empujan en la cancha para conseguir sus objetivos. 

"Sí cansados, pero somos unos privilegiados de poder hacer esto. Feliz porque responden en un partido determinante los chicos del club. Feliz por ellos. Tengo una alegría interna muy buena por devolverle a la gente lo que nos da. Todo eso es felicidad. Ahora se cierra la página de hoy y ya se piensa en que nos vamos a las cinco de la mañana a Seattle", finalizó. 

¿Te gustó nuestra nota? ¿Hiciste corajes? ¡Alza la voz y exprésate! Ahora, Dale Azul y Oro te permite interactuar con nuestro contenido. A través de Viafoura puedes comentarnos lo que quieras a través de Google, Facebook o tu correo. Una experiencia completa, ordenada y adecuada a tus intereses. ¡Pruébala!