Michel González ha quedado en el paro... de nuevo. El entrenador español fue despedido este lunes 4 de octubre del Getafe tras la malaria de resultados del conjunto azulón en este inicio de temporada en la Primera División de España. Ángel Torres, presidente de la institución, fue el encargado de dar la noticia.

El exentrenador de Pumas no pudo dar con la tecla de su equipo y apenas cosechó un punto de 24 posibles en las primeras ocho jornadas de la Liga de España. De hecho, la única unidad la consiguió este fin de semana tras el empate ante la Real Sociedad, de allí a que la directiva del conjunto madrileño rompiera relaciones con el técnico.

Su vuelta a los banquillos se dio esta misma campaña después de que pasara un año sabático tras su salida intempestiva del banquillo de Pumas. En un escueto video publicado en las redes sociales del club universitario, y a solo pocos días del inicio del Guardianes 2020, Michel se despedía de la afición sin una razón aparente.

Semanas después de su salida, fuentes allegadas al entrenador afirmaron que su decisión vino dada por un problema familiar que se le presentó en su natal España. No obstante, a los auriazules no le vino mal la salida del técnico: y es que ese fue la temporada en la que Pumas llegó a la final del torneo ante el León.

Andrés Lillini, quien tomó las riendas del equipo tras la marcha del español, vive en su momento más complicado desde que es entrenador de Pumas. El técnico argentino ha ido perdiendo crédito jornada tras jornada y su equipo está solo un punto por encima del último clasificado en el Apertura 2021, lo que ha hecho que se acrecienten los rumores de su salida del club.