El 25 de agosto último el presente de Pumas UNAM se cobró su segunda víctima: Jesús Ramírez. El que supo ser presidente deportivo dejó su cargo, principalmente, más allá de los rumores de los cortocircuitos con Andrés Lillini, por los resultados del equipo que no puede levantar cabeza en el Torneo Grita México Apertura 2021 de la Liga MX, que hoy lo tiene como el decimoquinto de la tabla de posiciones.

Pero no fue el primero. El acontecimiento de la renuncia de Chucho, reaviva el antecedente de Israel López que también se fue por la puerta de atrás. En su caso fueron las autoridades las que le comunicaron que debería dejar el cargo, ahí sí, dicho por el propio exauxiliar del Auriazul, por un desgaste en el vínculo con el estratega argentino.

 

No obstante, para ese puesto, Leopoldo Silva ya encontró reemplazantes hace bastante, antes del comienzo de la participación de Pumas UNAM en el Torneo Grita México A21, con las inclusiones de Hermes Desio y Gustavo Vargas. Y ahora, baraja algunas alternativas para subsanar el hueco que dejó el portazo de Jesús Ramírez.

Al respecto, de acuerdo al periódico RÉCORD, quien pica en punta para hacerse cargo de las tareas relacionadas con el plantel principal en permanente conexión con el cuerpo técnico de Andrés Lillini, es José Antonio Noriega. El exfutbolista que tuvo su paso por el Club Universidad Nacional entre 1988 y 1992, al parecer, es el principal candidato entre otros nombres.

 

 

Vale recordar que Tato ya adquirió experiencia en labores similares tanto en Santos Laguna, Monarcas Morelia como también, recientemente hasta julio último, en los Bravos de Juárez. Además, cuenta con un agregado en su hoja de vida, al haber sido colaborador de la señal deportiva ESPN, aspecto que permite verlo con un importante acercamiento en el nexo con los medios de comunicación.