De lo único que se hablará a lo largo del día de hoy será del gusto amargo que deja el empate en cero en la primera edición del Clásico Capitalino. Es que Pumas propuso más que América, pero no consiguió cambiar el número en el marcador y ahora tendrá que definir en el Estadio Azteca, algo que no se le da muy bien. De hecho, el equipo que dirige Andrés Lillini tendrá que romper una racha negativa.

+ TODOS LOS MOVIMIENTOS RUMBO AL CLAUSURA +

Los fanáticos universitarios volvieron al Estadio Olímpico Universitario para recibir a sus futbolistas con lo que fue una verdadera fiesta, pero el resultado no estuvo a la altura del recibimiento. Es que gracias al planteo de Santiago Solari no se crearon demasiadas chances de peligro y América se llevó el empate que necesitaba y que históricamente lo ha beneficiado.

Solo en tres ocasiones han empatado en la ida, y ninguna de ellas ha tenido un buen final para los Universitarios. La primera igualdad data del 1985, cuando ambos equipos se encontraron en la final del torneo. En aquella ocasión el marcador quedó 1-1, en el partido de vuelta volvieron a igualar y tuvieron que jugar un desempate que las Águilas ganaron para llevarse el trofeo.

Tuvieron que pasar 17 años para que volvieran a haber un empate en la ida. En el 2002, el Clásico Capitalino se celebró en la semifinal de aquel torneo. Con el 0-0 en la ida, se enfrentaron en CU y las Águilas consiguieron imponerse 2-1 con goles de Miguel España en propia puerta y Christian Patiño. El empate más reciente fue el 1-1 en el 2018, que luego terminó con un 6-1 en contra que se convirtió en el peor resultado en la historia en los clásicos.

Aunque la combinación  ida y empates no es buenos, los futbolistas de Pumas buscarán ponerle fin a esta historia negativa para, no solo terminar con esto, sino con el objetivo de dejar fuera al América y clasificarse a la semifinal de la Liguilla.